Más historias

Venezuela, como un pulso que golpea las tinieblas

“Es la hora de los hornos y no se puede ver más que la luz”                                                                                   ...
Facebook
Facebook